Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2022

Fugas, segunda temporada

La mayoría de las personas nunca estuvo presa. La prisión es ese lugar misterioso, pesado, triste, en el que termina un tramo de nuestros sistemas de justicia (ah, qué abstractos estamos hoy). En cientos de países son directamente una mierda, un lugar del que se vuelve peor, y en general uno de esos grandes temas de los que no se habla. Hacer un podcast sobre prisiones, sobre presos o presas, sobre el encierro y la supuesta reforma social que nos genera, puede tener varios enfoques. Fugas , desde su primera temporada, agarró uno de los más atractivos narrativamente: el del escape . Hay una frase/lema que oímos en distintas versiones (además de la intro) en todos los episodios del podcast: desde el momento que una persona cae presa, solo piensa en fugarse. El plan, la organización, el recorrido en primera persona a través de una fuga carcelaria, son materia prima de Fugas desde sus inicios (en 2020 escribí esta reseña , la primera de Escucha Podcast antes de ser newsletter). En cada e

Internet me arruinó: historias personales de (in)seguridad online

La seguridad online se vuelve cada vez más necesaria en esta época en la que gran parte de nuestras actividades se hacen en o dependen de Internet. Nos cuesta comprender cómo y cuánto la necesitamos, en general tenemos contraseñas flojas, no usamos la autenticación en dos pasos y otras vagancias... hasta que nos pasa que nos roban claves, perdemos plata o alguna de las variantes posibles. Con suerte nos llega el aviso a través de alguna anécdota: le pasó a un familiar, a una conocida, a un amigo, a una compañera del trabajo. Y no son leyendas urbanas. También, como en este caso, las historias pueden llegar en un podcast. Sebastián Davidovsky , periodista de tecnología argentino, narra las historias que conforman Internet Me Arruinó . Un podcast que relata cómo distintas personas pasaron por experiencias malísimas en la red de redes: el mejor invento de la humanidad en por lo menos cien años tiene sus cositas, sus peligros, y a través de distintos casos podemos hacernos una idea de cómo