Ir al contenido principal

Periodismo de podcasts: un intento de definir este proyecto

El podcast en español se encuentra en un momento de expansión quizás sin precedentes. En los 15 años de vida del podcast como formato, considerando sus orígenes en Estados Unidos, nunca se había dado este crecimiento tanto en la producción como en audiencias que hablan español. A su vez, en varios países de América Latina tenemos ejemplos concretos de desarrollo. España, por su parte, ya tiene un mercado en el que entraron a competir las grandes empresas transnacionales.

Se ha escrito bastante al respecto sobre ello, no es la motivación de estas líneas. La idea es acercar una reflexión, relacionada tanto al periodismo cultural como a lo que podríamos llamar un “ecosistema del podcast”. Algo relacionado al podcast como producto cultural y, a la vez, con la necesidad de generar estructuras alrededor de ese producto. Hablo de estructuras culturales, intangibles en muchos casos, que no están completamente definidas. Como en muchas cosas, con el podcast creciendo en los países de nuestra región, iremos definiendo conceptos mientras vamos haciendo.

El consumo de productos culturales siempre tiene a su alrededor una estructura compuesta de audiencia, de circulación de información, de comentaristas y reseñadores, de entrevistas a personas que producen. Ejemplos hay muchos, están a nuestro alrededor todo el tiempo: ya sabemos cuáles son los últimos estrenos de la plataforma de series o películas por streaming que usamos, ya escuchamos en la radio una recomendación sobre el último libro publicado por la mejor cronista de nuestro país, ya nos informamos sobre el último estreno cinematográfico del cine coreano o, simplemente, nos llegó una notificación del canal de videos que seguimos en el que reaccionan ante un nuevo lanzamiento musical. Todo es circulación de información sobre productos culturales. ¿Y los podcasts?

Práctica, experiencia y productos culturales

Hacer y definir, definir y hacer, una especie de “el huevo y la gallina” de la praxis y la conceptualización. No me interesa teorizar mucho, no soy especialista en cultura y circulación de productos culturales. Como editor de sonido, como productor de muchos programas de radio (en su momento) y podcasts (luego), tuve la posibilidad de desarrollar una escucha atenta, detallista, a partir de la experiencia (escuchar productos sonoros: un programa, una sección, una pieza de artística, una campaña, un spot publicitario, entrevistas en crudo, documentales sonoros, paisajes sonoros, arte sonoro, música, podcasts) y hace algunos años empezar a pensar qué hacer con eso.

Tuve una motivación, relacionada a la comunicación y a la difusión, como así también a generar la posibilidad de descubrir nuevos podcasts. Desde una búsqueda individual, de escuchar muchas producciones de distintos países en los últimos años, hasta empezar a trazarme el objetivo de producir “algo” a partir de esas escuchas: algo como un producto periodístico.

Hay experiencias de recomendación de podcasts en español, algunas bastante duraderas en redes sociales o en blogs personales, pero podrían existir, especialmente en algunos países donde se producen muchos podcasts, más espacios en los medios tradicionales para este fenómeno cultural de productos en audio. Sin necesidad real, por otra parte, de figurar en medios tradicionales por el desarrollo de todas las vías digitales que tenemos hoy para circular información en línea, no deja de ser extraño que ocurra poco: El País de Madrid, El Tiempo de Bogotá e Infobae de Buenos Aires, pueden ser ejemplos de esto.

Pensé también en producir algo más elaborado, más extenso, que tampoco tendría lugar en medios tradicionales (o no hoy, quizás sí en el futuro). Además, pensé en no producir un podcast al respecto: la idea desde el origen fue escribir sobre podcasts. Escribir para generar un contenido complementario a los podcasts. Y escribir también para que el público en general pueda encontrar y descubrir contenidos. El contenido escrito es por ahora la materia principal de los buscadores y, fundamentalmente, la vía de acceso a contenidos culturales que usamos al consumir noticias, medios digitales, redes sociales o chatear con personas que conocemos. Estamos en una era claramente digital, con alta presencia del video (también del audio en aumento, por suerte), pero seguimos y seguiremos leyendo.

Recomendación, reseña y profundidad

En cuanto a la profundidad de las recomendaciones, se puede establecer quizás una diferencia, a riesgo de conceptualizar en exceso: la distancia entre recomendación y reseña puede traer algunos elementos más a este intento de definición de un periodismo sobre podcasts, si es lo que estoy intentando en estas líneas.

“Todos esos objetos culturales vagamente identificados merecen reseñas y exploraciones críticas de alto nivel analítico, en vez de aparecer con descripciones superficiales en listas temáticas o en las secciones de las páginas webs de los diarios que solo buscan el clic”, analizaba hace unos meses Jorge Carrión en su columna Ideas para renovar el periodismo cultural, publicada en el New York Times. Uno de estos objetos culturales es el podcast.

Al ritmo de la inmediatez en la que promueven vivir muchas de las plataformas que nos rodean, o la vida misma en la que estamos en pleno siglo XXI, ocurre que aparecen notas que recomiendan “5 podcasts para” o “los 10 podcasts del mes” con una descripción breve y sin profundizar en ninguno de los podcasts producidos. En el mismo tono, la misma valoración y el mismo tipo de análisis puede aparecer un podcast de no-ficción investigativo, con meses de producción, guiones elaborados, música original, y un podcast de charla en el que un par de amigos conversan sobre varios temas. Sin valorar uno u otro podcast por sobre el anterior, cada producto cultural tiene su audiencia y es hermoso que así sea, creo que no se pueden analizar fugazmente algunas producciones de gran desarrollo y muchísimo trabajo.

Los elementos narrativos que ofrece el audio para producir contenidos, sean para radio, documental, podcast o el formato que fuere, son muchos y muy variados. Las voces, presentes en la mayoría de los podcasts producidos a nivel mundial en cualquier idioma (son muy pocos los proyectos “experimentales” que excluyen la voz humana), no son los únicos elementos disponibles a la hora de producir.

Nuevamente, cada podcast tiene su audiencia objetivo y puede producir de la forma que prefiera, es parte de la libertad del formato. Pero en el caso de ponerse a escribir una reseña, una pieza escrita de análisis desde la escucha sobre una producción sonora en formato podcast, genera muchas más opciones un producto que apela a diversos elementos sonoros como la música, los audios de archivo, los testimonios de entrevistas, los paisajes sonoros, los efectos de sonido originales o de librería, la edición creativa de las piezas de audio.

Los elementos sonoros permiten construir historias, relatos, sean de ficción o periodísticos (en definitiva: de cualquier género) utilizando por ejemplo: la música para generar un clima, un momento de un relato o de un testimonio; un paisaje sonoro para introducirnos en una escena, para llevarlos a un lugar con solo escuchar unos pasos caminando en la arena, una lluvia cayendo sobre un techo de madera o el tono del ambiente en el que hacemos una entrevista; audios de archivo para llevarlos a un momento histórico puntual, para contextualizar un testimonio del presente en contraste con hechos del pasado, o simplemente para trasladarnos mentalmente a una época. Con diversos elementos sonoros, y su combinación (con y sin la voz), podemos narrar en audio de muchas maneras. Se enriquecen así los podcasts producidos, sean del género que se elija para hacerlos.

La escritura de una reseña que tome en cuenta los elementos narrativos sonoros de un podcast puede dedicarse a analizar uno por uno esos elementos. Se termina desarrollando un análisis amplio, multidimensional, que es en definitiva más profundo. Aportando a la persona que lee distintas herramientas para desarrollar la escucha en distintos niveles. Generando así una escucha analítica que permita a las audiencias consumir un producto cultural con conocimientos adicionales y, además, a quienes producen podcasts la posibilidad de conocer otras producciones en detalle, ampliando sus horizontes.

Crecimiento, circulación y referencias propias

Elaborando artículos periodísticos sobre los podcasts, como puede ser una reseña o (también) una entrevista a personas que producen podcasts, creo que se puede colaborar al crecimiento, a establecer al podcast como producto cultural de consumo cotidiano: que lo escuchen personas que nunca antes habían escuchado un podcast. Así es la expansión, nuevas personas consumiendo un producto cultural nuevo cada semana, cada mes, cada año. No habrá crecimiento sólido sin circulación.

Creo también que es necesario señalar la referencia de algunos proyectos que tienen años de trabajo marcando el rumbo con producción en español. Es extraño, quizás, que sigamos hablando de Serial (que fue el claro boom del podcast en EE.UU. y un fenómeno inigualable) cuando, por ejemplo, Radio Ambulante es anterior. Cuando se publicó Serial, Radio Ambulante ya iba por la segunda temporada: sí, la mayoría lo escuchamos tiempo después pero los episodios están allí. Es importante, en este punto del desarrollo del podcast en nuestro idioma, buscar las raíces de lo que se produce hoy y más si esas raíces son podcasts que llevan años produciendo contenidos de calidad, sin ninguna distancia estética, sonora, profesional, periodística con los podcasts de referencia en otros idiomas.

El podcast en inglés será siempre, y sin dudas, referencia desde la innovación, desde lo técnico y lo sonoro, desde ejemplos de producciones con altísimo presupuesto. Pero en algunos casos ya tenemos años y años de producciones en español igualmente valiosas, con estándares igual de elevados (Podium Podcast en España, por ejemplo) y, sobre todo, disponibles para escuchar y tomar como referencia.

Es clave tomar estas referencias en nuestro propio idioma para producir. Aparecerán luego las identidades locales, las voces propias de cada país, en una segunda instancia de la producción que es decisiva para definir las características de los proyectos culturales (un proceso que, posiblemente, ya esté ocurriendo). Como sucede con la música, con los libros, con el cine, lo mismo ocurre con el podcast. O al menos es muy posible que tomando como referencia producciones en nuestro idioma, se pueda afianzar el crecimiento del podcast en la región. Un desarrollo que será particular en cada país, de acuerdo a su identidad, a sus voces y a cada ecosistema local.

Curación, descubrimiento e inclusión

El podcast, por otra parte, es un producto cultural complejo: no podemos pronunciar la palabra con fluidez (queda pendiente reinventarla o adaptarla al español), hacen falta conocimientos muy puntuales para acceder, es necesaria la tecnología para escucharlos (también para producirlos, con conocimientos aún más específicos). Son barreras que quienes estamos dentro no las percibimos, o las naturalizamos con el tiempo. Y es importante empezar a bajarlas para realmente establecer al podcast como producto cultural masivo.

La curación de contenidos es, además, fundamental: es hoy muy variada y diversa la producción en todos los países de América Latina y, por otro lado pero siempre dentro del mismo ecosistema, en España cuenta con un desarrollo exponencial. Hay mucha producción, al mismo tiempo, de distintos tipos de productos-podcast para distintos públicos. Cada podcast necesita encontrar su audiencia y ese rol es compartido: las audiencias tienen que encontrar lo que quieran escuchar. Por un lado, los podcasts tienen que ser pensados en función de muchas cosas pero, hoy, con hincapié fundamental en una audiencia-objetivo. Por otro, ante la cantidad y diversidad, es clave el rol del periodismo cultural dedicado al podcast.

A la vez, me parece importante la recomendación humana, escapando de los algoritmos que manejan la selección de contenidos en las plataformas (hola Spotify). Hay una capacidad de relacionar podcasts de distintas maneras que los algoritmos no pueden realizar, al menos por ahora. Además, la posibilidad de analizar elementos narrativos sonoros y de comparar su utilización en distintas formas de comunicar en podcasts es un objetivo complejo, aún para seres humanos.

Como parte de un proyecto personal que nuclea todo lo que vengo desarrollando en esta nota (que también resultó importante para pasar en limpio varias definiciones del mismo) estoy llevando adelante Escucha Podcast: una web de reseñas de podcasts en español, en la que también hay entrevistas a personas que producen audio en nuestro idioma. Además, la iniciativa incluye un boletín semanal con recomendaciones breves de podcasts para escuchar, siempre buscando destacar alguna característica de cada producción. Es, en definitiva, un proyecto periodístico sobre podcasts en nuestro idioma que espero tenga compañía en los próximos años.


Para incluir, para acercar audiencias, para afianzar las actuales, para establecer -en definitiva- un ecosistema del podcast en español en cada uno de los países, y también a nivel regional, es importante el desarrollo de periodismo de calidad sobre podcasts. A la vez es importante conocer y explorar las producciones en nuestro idioma para tener referencias propias, cercanas, desde las cuales construir el futuro con bases sólidas, con narrativas que tengan que ver con nuestras identidades. No es una tarea fácil pero algunas experiencias están andando y es importante que crezcan, que profundicen, que se diversifiquen para afianzar al podcast como producto cultural masivo y establecido.

Bajo el título "La necesidad de generar periodismo de podcast" esta nota fue publicada originalmente en Podcaster@s. La escritura me hizo pensar mucho en este proyecto y, como resultado, terminó siendo una buena síntesis.
----------------
✉ En este enlace podés suscribirte al Semanario Escucha Podcast para recibir novedades, enlaces de interés y recomendaciones de podcasts para escuchar, en tu correo.

Entradas más populares de este blog

Entrevista: Las Raras

Uno de los podcasts más interesantes en nuestro idioma es un proyecto independiente, cuenta historias reales o lo que conocemos como no ficción, con especial dedicación en lo sonoro: entrevistas en locación, tono muy cuidado, grabación con estándares elevados, lazos con el audiovisual y presencia clave de paisajes sonoros. Catalina May y Martín Cruz llevan adelante este proyecto desde Chile y se prestaron amablemente a charlar sobre cómo hacen Las Raras , construyendo esas historias de libertad . Escucha Podcast: En  Las Raras resuena la frase “lo personal es político”, de hecho han referido a ella como lema. Cuentan historias personales, pequeñas, que “cuentan algo más grande” y les lleva tiempo elaborar cada una: ¿Cómo es la búsqueda de las historias? ¿Cómo las terminan encontrando? ¿Es una tarea permanente? Catalina May: Es una búsqueda permanente. Yo soy periodista, en realidad toda mi vida he contado este tipo de historias de alguna forma. No en audio, siempre trabajé en peri

No es nada pero pasa algo

Los podcasts diarios en español, creo, no están encontrando en muchos casos su razón de ser. En el podcast argentino, por tomar un ejemplo que tengo a mano, son mayormente informativos, noticieros, casi como piezas de radio. Los que no se centran en la información del día entregan "una mirada diferente", una segunda lectura, un cambio de foco a partir de las noticias diarias. Traen un especialista que aporta otra visión, meten un día relajado al terminar la semana, pasan audios de entrevistas o las graban. Pueden estar bien producidos o no, de hecho casi todos lo están, pero no aportan nada nuevo desde el lenguaje, desde lo narrativo, son realizados como un programa de radio: desde lo temático, desde el tono de voz, desde el ritmo y el estilo conductivo, en algunos casos desde la extensión (muy larga o nunca fija). Quizás está bien que así sean pero me generan dudas al ser podcasts y ser diarios: el tema da para un debate extenso y hay otras experiencias en otros países que

La fuga que levantó la vara

FUGAS es el primer podcast narrativo de no-ficción de Anfibia Podcast , realizado en coproducción con Lunfa . Decir que hay pocas experiencias de este nivel, con esta calidad de producción, en Argentina es quedarse corto. FUGAS tal vez sea una de las mejores producciones argentinas en materia de podcast. Pero dejemos por un momento las definiciones y vayamos al producto. Se lanzó con un doble episodio inicial , que será objeto del análisis que propongo. La historia con la que inicia FUGAS tiene que ver con la fuga del penal de Rawson (Argentina) en 1972, durante la dictadura militar de Lanusse. La narración y la historia  Narrado en la voz de Sebastián Ortega, el relato se va enlazando con una entrevista clave para el proyecto: Fernando Vaca Narvaja (uno de los líderes de Montoneros, organización político-militar de la izquierda peronista en los años 70). El relato sonoro se completa con efectos de sonido y música de tensión cinematográfica. Es una construcción compleja, que pr