Ir al contenido principal

Biotopía: ciencia ficción, futuro y delirio

La pandemia en la que seguimos generó varios proyectos, en general centrados en los efectos, en los cambios sociales, en lo que nos toca: en podcasts periodísticos, de investigación, testimoniales de un cambio tremendo en nuestras vidas. Por otro lado, algunos proyectos fueron en sentido contrario, o no debería oponerlos: fueron para el lado de la ficción que es también una forma de narrar la realidad.

Biotopía es una historia, un mundo, una forma de llevar la vida humana, creada por Manuel Bartual. Guionista español, de gran tarea en el mundo de historieta, también editor y dibujante, al que quizás recuerdes de un famoso hilo de Twitter que lo hizo cruzar fronteras en 2017: lo compiló aquí y la historia se llama Todo está bien.

Durante el confinamiento español de 2020 (esperemos no enumerarlos largamente en el futuro: ese fue el primero, el de los panes de masa madre, los cursos, los cumplezooms y los vivos de Instagram) Bartual convocó a Nikki García, a quien quizás conozcas de proyectos como El Mundo Today, para hacer esta historia en forma conjunta: Biotopía es un podcast de ciencia a ficción chiflada, como bien define su creador, en el que conocemos a través de boletines informativos la vida dentro de una comunidad muy extraña, probablemente en el futuro, con certeza en el planeta Tierra, donde viven científicos y científicas, y las cosas funcionan diferente. Y digo diferente en un sentido súper amplio.

La serie de 13 episodios tiene un guión muy conciso en el que vamos conociendo a través de los boletines lo que pasa en la comunidad: el tono es noticioso, las formas nos resultan habituales, las personas se comportan de manera bastante normal pero todo es cuántico, es improbable, es algo incómodo. No sé si entré el cien por ciento del tiempo en el contrato de oyente, aunque en la mayor parte del tiempo sí, sin embargo el tono medio en serio medio en broma hace muy llevadera la historia. Además, la aparición y continuidad de varias historias paralelas le agregan guiños fundamentales para cualquier narración: el clon de Abel (debería decir los clones), el gato cuántico Erwin (y todo su desarrollo) y la serie Dentro de Biotopía creada por inteligencia artificial que reconstruye los inicios del proyecto.

El diseño integral del mundo Biotopía tiene todo: una web oficial nos introduce en el proyecto, donde podemos conocer sus características y leer testimonios de quienes viven y trabajan allí (sus caras, sus caras); las cuentas en Twitter e Instagram han narrado lo ocurrido durante las semanas en que salieron los episodios del boletín informativo, también actualizando lo que vendrá: una segunda temporada en Podium durante 2021; hasta el sponsor parece real en Biotopía ya que además de encargarse de manejar los sueños de sus habitantes Oneiro tiene su web y cuenta de Twitter perfectamente diseñadas para que el efecto verosímil sea total. La tienda de productos, por otro lado, parece real (dejo abierta la incógnita, no compraría un almohadón cuántico por las dudas) aunque sus precios son astronómicos para habitantes de países que no manejan dólares o euros.

Biotopía

Es un podcast para: pasar un buen rato en un mundo de ciencia ficción que se parece bastante al nuestro, si bien cuestiones cuánticas lo diferencian decisivamente. El diseño sonoro está muy bien logrado (siempre pasa algo de fondo en las llamadas telefónicas o mensajes de audio), las voces de inteligencia artificial cuentan una historia paralela a su manera atrapante y se van construyendo cuestiones en los primeros episodios que se resuelven de (muy) distintas maneras hacia el final.

☞ Te podés meter de a poco en Biotopía con el video de bienvenida oficial: si no te convence, es un mundo que no es para vos...

☞ Además de Manuel Bartual (creador) y Nikki García (narradora) la historia de Biotopía la hicieron muchas personas, en general con participaciones también a distancia (es un producto muy logrado para ser 100% de confinamiento) que están debidamente acreditadas en este hilo.

☞ Esta columna de opinión de Jorge Carrión en el New York Times analiza el aumento de velocidad de procesamiento de las computadoras que, en poco tiempo, alcanzarán y pasarán al cerebro humano. Me parece interesante para leer antes, durante o después de escuchar Biotopía. Además, la columna desarrolla ideas muy interesantes respecto a la ampliación de desigualdades (entre personas hiperconectadas y personas simplemente conectadas), la llegada de los neuroimplantes y a un nuevo derecho humano que vamos a tener que empezar a considerar.

----------------
✉ En este enlace podés suscribirte al Semanario Escucha Podcast para recibir novedades, enlaces de interés y recomendaciones de podcasts para escuchar, en tu correo.

✱ También podés ayudarme a sostener este proyecto:
Invitame un café en cafecito.app

Entradas más populares de este blog

Entrevista: Las Raras

Uno de los podcasts más interesantes en nuestro idioma es un proyecto independiente, cuenta historias reales o lo que conocemos como no ficción, con especial dedicación en lo sonoro: entrevistas en locación, tono muy cuidado, grabación con estándares elevados, lazos con el audiovisual y presencia clave de paisajes sonoros. Catalina May y Martín Cruz llevan adelante este proyecto desde Chile y se prestaron amablemente a charlar sobre cómo hacen Las Raras , construyendo esas historias de libertad . Escucha Podcast: En  Las Raras resuena la frase “lo personal es político”, de hecho han referido a ella como lema. Cuentan historias personales, pequeñas, que “cuentan algo más grande” y les lleva tiempo elaborar cada una: ¿Cómo es la búsqueda de las historias? ¿Cómo las terminan encontrando? ¿Es una tarea permanente? Catalina May: Es una búsqueda permanente. Yo soy periodista, en realidad toda mi vida he contado este tipo de historias de alguna forma. No en audio, siempre trabajé en peri

No es nada pero pasa algo

Los podcasts diarios en español, creo, no están encontrando en muchos casos su razón de ser. En el podcast argentino, por tomar un ejemplo que tengo a mano, son mayormente informativos, noticieros, casi como piezas de radio. Los que no se centran en la información del día entregan "una mirada diferente", una segunda lectura, un cambio de foco a partir de las noticias diarias. Traen un especialista que aporta otra visión, meten un día relajado al terminar la semana, pasan audios de entrevistas o las graban. Pueden estar bien producidos o no, de hecho casi todos lo están, pero no aportan nada nuevo desde el lenguaje, desde lo narrativo, son realizados como un programa de radio: desde lo temático, desde el tono de voz, desde el ritmo y el estilo conductivo, en algunos casos desde la extensión (muy larga o nunca fija). Quizás está bien que así sean pero me generan dudas al ser podcasts y ser diarios: el tema da para un debate extenso y hay otras experiencias en otros países que

De eso no se habla: Entrevista a Isabel Cadenas Cañón

Encontrar en un mismo podcast una voz autoral, un estilo bien definido, una elaboración sonora de alto nivel, una atmósfera en la que las historias encajan a pesar de ser diferentes, es algo que no ocurre muy seguido en el podcast en nuestro idioma. En De eso no se habla  pasa todo eso y varias cosas más. Uno de los podcasts más interesantes que se han producido en 2020, o en años anteriores (debo decir),  deja abiertos varios caminos y formas de producir de cara al futuro, respecto a géneros y formas de contar que no se venían produciendo en español (en inglés algunos de esos campos se han trabajado en gran forma), lo que agrega otra capa de importancia a este proyecto. Con autoría y narración de Isabel Cadenas Cañón, que también hace el montaje y diseño sonoro, el equipo se completa con Laura Casielles en comunicación y edición de guión, Vanessa Rousselot en edición de guión y Paula Morais en asistencia de producción. Para conversar en profundidad sobre la primera temporada de seis